Sara Halley

Soy Sara Halley y nací en Jaén el 12 de Octubre de 1983. Llegué un poco más tarde de lo esperado, algo que ya vaticinaba lo que ocurriría en muchas otras ocasiones a lo largo de mi vida, aunque debo aclarar que no es que siempre llegue tarde, es que cuando soy puntual no hay alguien para verlo. Problemas de coordinación, supongo.

Junto a mi husby, gestiono la empresa de construcción en la que nos embarcamos hace ya cuatro años y por la que peleamos y trabajamos cada día. Además llevo mi casa, me ocupo de mis dos retoños que, sin duda alguna, son el mejor de mis logros y cuido que no vuelvan loca a mi perra.

Mis pasiones son el cine, la música y los libros. Crecí escuchando Dire Straits, Queen, Aerosmith, Bruce Springsteen, Revolver, Rebeldes, Rolling Stones y otros tantos por el estilo (cortesía de mi tío que no podía vivir sin música) y esto, en cierto modo, acabó condicionando mis gustos actuales.

No puedo decir cuando comenzó mi amor por los libros puesto que desde que recuerdo siempre andaba escribiendo historias y no concebía ir a dormir sin haber leído antes un buen rato. Fue hace unos cuatro años cuando decidí dar salida a las historias que rondaban mi mente y para empezar, hice un curso de escritura creativa que impartía Lucía De Vicente. Quedé finalista y dos microrrelatos fueron publicados en diversidad literaria. También administro en Facebook junto a otras dos compis el grupo Lee Autor@s Indie donde apoyamos y tratamos de dar visibilidad y espacio a todos los autores autopublicados que quieran formar parte de nuestra pequeña gran familia facebookera. En la anterior edición, quedé finalista en el concurso organizado por RoJa y mi relato “Mi Luz” fue publicado en la antología solidaria Roja, Paraíso Literario. Tengo varias historias guardadas en un cajón y para las que no paran de surgirme ideas, así que es seguro decir que pronto me pondré con ellas. De momento, he terminado el primer libro de la saga Chicago Cops que llevará por título “Reed, Rendición” y que pronto verá la luz. Espero que améis a mis chicos tanto como yo y les deis una oportunidad. Ahora toca corrección, maquetación y todo lo demás. Sí, voy a autopublicar, no lo había dicho, ¿no?

Cuando me propusieron formar parte de la organización del RoJa, debo admitir que tuve que pensarlo mucho… muchísimo. No sabía si estaría a la altura, qué podría aportar, muchas dudas me asaltaron pero quizás fue por encontrarme en un momento personal un tanto delicado que decidí lanzarme a ello, además cuando pensé en todo lo bueno que me trajo el RoJa 2017: poder abrazar a gente a la que adoro, ver la ilusión con la que autores, lectores y demás interactúan y lo dan todo y las personas que trajo a mi vida, con las que hablo, maquino, río y comparto cosas a diario y que hoy por hoy considero más que amigas… ¿cómo decir que no? Estoy segura de que este próximo 5 de mayo será una experiencia inolvidable. Al menos, para eso estamos trabajando.

Oh, por cierto… sé que algun@s no me conocéis pero, ¿os he dicho que soy una adicta al café? ¿No? Ayyys qué fallo. Bueno, casi a diario presento a mis vecinos en mi muro de Facebook mientras me tomo un café y ya de paso os cuento reflexiones varias… o sencillamente me pongo a divagar, me disperso con facilidad, lo reconozco.

Hasta que llegue el próximo día 5 de mayo y podamos darnos un achuchón,¡¡ nos leemos familia del RoJa!!